DÍA INTERNACIONAL DE LUCHA CONTRA EL SIDA/VIH

FB_IMG_1449010467107

En este día, haré especial mención a un colectivo del cual gran parte de la sociedad nunca se acuerda, y si lo hace, es negativamente, con odio, miedo, y/o rechazo.

Todo esto ocurre por la poca información al respecto que se tiene, a pesar de los avanzados medios que existen actualmente para llegar a ella. Y también por los dichos y mitos que se siguen conservando y que perduran en el tiempo, en contra de todo conocimiento  objetivo. Así, preferimos escuchar aquella información que nos llega fácilmente y no molestarnos en formarnos y ser nosotros mismos lo que saquemos nuestras propias comclusiones basándonos en datos reales.

Volviendo al tema, la publicidad y los medios sólo se preocupan de formarnos en evitar el contagio (algo realmente necesario), pero no nos sensibiliza en dicha enfermedad, en saber más sobre ella, en el “no rechazo”, en aumentar nuestro conocimiento, y en el aprender y saber vivir con ella en el caso de ser uno de los afectados.

A continuación,puntualizaré algunas nociones importantes en la actualidad para erradicar cualquier tipo de rechazo hacia las personas con esta enfermedad:

☆ Cuando se habla VIH y SIDA no estamos hablando de lo mismo, sí del mismo tema, pero no del mismo período, síntomas, consecuencias… e incluso en el caso de VIH no estaríamos hablando totalmente de enfermedad, en el sentido de daño hacia la persona. Una cosa es tener un virus y que no afecte, y otra es tener y sentirse mal siendo dañino para el organismo.

☆ Los medicamentos actuales son altamente terapéuticos y casi nada agresivos.

☆ La imagen que existe de una persona con la enfermedad no es aquella con la que actualmente se corresponde. Los medicamentos actuales no generan una imagen física deteriorada.

☆ Cualquier persona puede tener la enfermedad, nadie es inmune a ella, ni mejor o peor moralmente como para tenerla, ni nadie se lo merece más o menos… Todos tenemos las mismas posibilidades.

☆Actualmente y en estos países con recursos, la enfermedad no es la que causa la muerte de la persona. Lo que la causa son algunas enfermedades que se aprovechan del sistema inmunológico debilitado (no sólo esta enfermedad lo debilita, también algunos medicamentos, los procedimientos quirúrgicos, la quimioterapia…). Pero con las terapias de hoy en día, tomadas de la forma adecuada, la persona tendrá un sistema inmune normal, por lo que es más probable un fallecimiento por otro tipo de patología no relacionada, como aquellas que tenemos producto de una vida tan estresada y demás factores, e incluso, un accidente.

☆ Por desgracia, no todo el mundo puede acceder a los beneficios de la medicación. Por ello seguimos viendo tantos casos de muertes, casos de personas deterioradas… y esto se debe, en muchos países, al alto coste de la terapia, lo que conlleva que el seguro médico de muchas poblaciones no la cubra, y al no poder costearla, no la tomen… con sus terribles consecuencias que de ello deriva. También se debe, en los países con recursos, al pensamiento que tiene gran parte de las personas, y este es el “pensamiento de inmunidad”, el cual nos hace sentirnos fuertes y fuera o excluidos de la gran mayoría, a la cual le suele ocurrir estas cosas, pero no a nosotros… el típico, “a mí no me va a pasar”… siendo esta falsa sensación de seguridad la que nos lleva a que, aunque hayamos estados expuestos, no nos hagamos las pruebas diagnósticas que nos confirmen si tenemos o no el virus, con lo que se retrasa la aplicación de la terapia, si es que nos llegamos a enterar algún día.

☆ Tener una enfermedad no hace a la persona mejor o peor, sólo es un fallo o problema del organismo, nada que afecte a su valor como persona.

☆ Ninguna enfermedad te define sexualmente, y esta tampoco. Casos aparte son los mitos o creencias que rodean al tema en este ámbito, respecto a su relación con la homosexualidad. Partiendo de que toda orientación sexual es igualmente válida, las estadísticas actuales no relacionan dicha orientación con la enfermedad, estando también muy ligada a la heterosexualidad.

☆ Respecto al miedo al contagio, éste no se produce en la relación cotidiana y de la vida diaria. Son muchas las cosas que se dicen, pero no ciertas gran parte de ellas. Ni por tocar superficies que haya tocado la persona, ni por saliva, besos, caricias, usar la misma vajilla, lavar la ropa… y un largo etc.

Por último, debo añadir que hay ciertas corrientes que no creen en la existencia de la enfermedad. Está en nuestras manos informarnos y decidir sobre ello y sobre la actitud a tomar hacia las personas que la padecen.

Espero que os haya sido de utilidad esta reflexión. Me encantan los temas médicos y formarme en ellos, y poco a poco iré compartiendo con vosotros mis conocimientos en estos temas y en muchos más.

1448680791920-2-1