Hola chic@s!! Os felicito este San Valentín 2016 ahora, pues antes me ha sido imposible. Espero que hayáis pasado una buena y muy feliz jornada de San Valentín.

Y sí, escuchando y escuchando… la fecha será totalmente consumista… ¿pero a quién no le gusta que se acuerden ese día de él/ella o que su pareja tenga un detalle especial? Y no hablo de grandes regalos… sino de cosas mucho más simples, como el acordarse de la fecha. Con ello, tampoco me quiero ir al otro extremo, quiero decir, no puedes acordarte de esta fecha y pasar de tu pareja el resto del año, eso no vale en absoluto. No vale tanta cenita, tantas parejitas cogidas de la mano paseando, tantas velitas, tantas palabras bonitas, cartitas… etc; tanta decoración, tanta lencería… sólo para ese día… ¿ y los demás días qué? ¿nada? Eso para mí tampoco es una relación…hay 364 días con sus días y sus noches que se van a hacer muy largos de este modo.

La cuestión es que la fecha es un día especial por una celebración concreta, y gusta celebrarla o que se acuerde el otro; es una excusa para celebrar algo dentro de la pareja y yo lo veo algo positivo, es un día que se espera con ilusión en muchas de ellas (muchas esperando el regalo, sí) y siendo un día igual que otro, y todos los demás igual de eespeciales que éste, se puede reservar para preparar algo diferente, o para pasar un finde fuera de casa (que por motivos económicos, muchas parejas no pueden hacerlo y se deciden por ese día para pasar el único finde del año fuera) o muchas cosas más que no tienen lugar por diferentes motivos, como el económico o la falta de tiempo, y no suelen tener cabida en el planning semanal de la pareja. Incluso, aunque no se haga nada de esto… si es un día que se espera o causa ilusión dentro de la pareja -aunque sea por pasar el día con ella, pues no hace falta regalarse nada si no les es posible o no lo desean así-, acabará siendo bueno para la relación. En cambio, si uno de ellos tiene ilusión por el día, y la otra persona no se acuerda de la fecha… dicha ilusión va a perderse, y muy bueno no debe ser (salvo que ambos por concenso decidan que ese día ni se nombre la fecha porque a ninguno de los dos les hace ilusión), porque no nos engañemos, aunque no sea así, el hecho de no acordarse de una fecha que la repiten hasta la saciedad en publicidad, con la que nos bombardean desde un mes antes, denota, refleja y nos hace pensar y sentir desinterés de la pareja hacia nosotros, ya que no es una fecha fácilmente olvidable por dicha publicidad.

Bueno, y tras dar mi opinión sobre el día, os dejo, que mañana sacaré algún tiempecillo y os contaré algunas cuestiones más, ya que pasé la pre-noche y el día de San Valentín en Sevilla, y cuando estoy fuera no suelo atender email, redes sociales… etc; así que al llegar a casa me encontré ciertas cositas chulis y os las comentaré en cuanto pueda.

Buenas noches!!

Anuncios